Lo mejor es probarlo usted mismo.

Prueba gratis de 30 días

Para que el efecto del dispositivo sea más visible, debe eliminar la “cal dura” de sus grifos, alcachofas de la ducha, etc. Los depósitos se acumularán durante los próximos 30 días, pero deberían ser fáciles de eliminar. Pruébelo gratis durante 30 días *

1. Prueba de la cacerola

Llene una cacerola esmaltada (si es posible no sea de acero inoxidable porque tiene poros demasiado lisos) con aproximadamente 1,5 litros de agua y deje que se evapore el contenido a la hornalla. (¡Pero que no se queme la acerola!) El residuo de cal que se ha hecho visible debe estar en forma de polvo y, por lo tanto, es fácil de eliminar. (Sin detergente, solo con agua y una esponja doméstica).

2. Prueba de la piel y del cabello

Las personas sensibles a la piel a menudo sienten picazón, enrojecimiento o tensión en la piel después de ducharse o bañarse. Tales problemas pueden aliviarse e incluso eliminarse gracias a la tensión superficial del agua reducida. Observe el cabello después de ducharse o bañarse. Se sentirá notablemente más suave incluso si se utiliza mucho menos champú.

3. Prueba en el baño

Rocíe diariamente varias veces una parte de los azulejos o de la cabina de la ducha con su ducha. Deje luego que se seque el agua. Aun después de más de una semana los restos secos de cal se pueden eliminar fácilmente con un trapo húmedo y unas gotas de un agente limpiador neutro.

4. Prueba de lavadoras y lavavajillas

Debido a que se reduce la tensión superficial del agua es posible reducir significativamente la cantidad de detergente y del producto lavavajillas (aproximadamente 30 – 50% dependiendo de la dureza del agua). Siga las indicaciones de dosificaciones para agua blanda. Sin embargo la ropa y los platos quedan exactamente tan limpios como habitualmente. Pero la ropa debe sentirse notablemente más suave después de lavarla varias veces. No es necesario utilizar los productos químicos para proteger los elementos calefactores contra la cal.

5. Productos de limpieza

Gracias a la nueva “estructura de cal” en el futuro será posible prescindir de agentes de limpieza potentes y agresivos. Para lavar a fondo es suficiente utilizar agua y productos de limpieza neutros (sin ácidos, sin concentrados).